Al Palau Güell no tot és de Gaudí

L’historiador Josep Casamartina descobreix que molts elements decoratius del Palau Güell no són de Gaudí, sinó que són reaprofitats d’una casa anterior. Ho explica al seu nou llibre «Un palau dins d’un altre. De Portaferrissa a Nou de la Rambla«, editat per la Diputació de Barcelona.

 

Algunes llars de foc, rajoles, portes i columnes del Palau Güell no serien, segons Casamartina, obra de l’artista reusenc. Es tractaria, de fet, d’obres de Camil Oliveras, arquitecte de capçelera dels Güell abans de Gaudí. Aquests elements formaven part del Palau Fonollar, situat a tocar del Palau Moja, edifici que era la residència de la familia abans de construir el Palau de Nou de la Rambla.

 

El comte desnonat

 

La història de com aquestes decoracions van acabar al Palau Güell es remonta a una disputa legal entre Eusebi Güell i la família Rosés i Masriera, llogaters del Palau Fonollar. El comte de Güell volia comprar l’edifici, però va trobar l’oposició dels inquilins, que volien exercis el seu dret de retracte per adquirir l’immoble. El litigi va durar una dècada, temps durant el qual Güell va remodelar l’edifici i incloure les obres d’Oliveras. La sentència final, però, va ser negativa pel comte que, obligat a sortir ràpidament de l’edifici, va decidir arrencar tots els elements que hi havia col·locat.

 

Desnonat, Eusebi Güell va decidir fer-se construïr el luxòs palau que avui porta el seu nom i li encarregà els dissenys a Gaudí. Aquest va saber reaprofitar l’herència del Palau Fonollar i va integrar tots els elements a la nova residència. De fet, ho va fer de fet amb tan encert que, fins ara, mai s’havia dubtat que tot el que hi ha al Palau Güell fos de l’artista. “Quina necessitat tenia Güell de posar una decoració passada de moda en un edifici que li estava costant molts diners? Gaudí va fer un collage tan genial que ha hagut de passar més d’un segle perquè es destapés”, diu Casamartina

 

Unes conclusions arriscades

 

La investigació de Casamartina aporta unes dades que, com a poc, resulten agosarades. Provenen, però, d’un profund estudi iniciat quan l’historiador va rebre l’encàrrec d’elaborar el  pla museològic del Palau Güell. «En una primera passejada vaig adonar-me que part de la decoració no semblava de Gaudí malgrat el bon encaix en la decoració general», explica Casamartina.

 

A aquesta primera impressió li seguiren l’estudi de reportatges periodístics de l’època, documents de l’Arxiu Güell situat a l’Arxiu Nacional de Catalunya i de l’Arxiu Oliveras, que es troba al COAC de Girona. Casamartina també va rebre confirmacions de la seva hipòtesi per part de l’Associació de l’Estudi del Moble, que va analitzar algunes de les xemeneies de l’immoble. Entre les fonts, destaca una guia del Palau Güell escrita per Josep Puiggarí l’any 1894, que ja llavors esmentava que les llars de foc del menjador i de la sala de confiança eren de Camil Oliveras.

 

 

Llegiu més d’aquesta notícia al Diari ARA

 

 

Restauran las capillas de la cripta de la Sagrada Familia

Las siete capillas que Antoni Gaudí distribuyó alrededor de la cripta de la Sagrada Familia están siendo restauradas. El pasado 19 de marzo de 2016, coincidiendo con el día de San José, finalizaron los trabajos de reparación de la capilla de este mismo santo. En octubre del 2016 se restauraron los elementos artísticos de las capillas dedicadas a la Inmaculada Concepción y al Corazón de Jesucristo. Ahora ha llegado el turno del resto de capillas, que están dedicadas a los familiares de Cristo.

 

El patronato de la Sagrada Familia ha informado que los criterios de restauración han sido avalados por estudios artísticos, técnicos e históricos. Entre otras fuentes, se han utilizado publicaciones del propio Gaudí, así como entrevistas a expertos y análisis químicos.

 

Algunos de los arreglos que se llevarán a cabo contemplan la recuperación del baldaquín, la imagen, la peana, el dosel y la corona del Sagrado Corazón. El baldaquín es una pieza original de metal forjado y corona con 96 flores la estatua de Jesucristo. En el proceso de restauración de las hojas se han recuperado los colores originales, inspirados en la naturaleza: el azul y el dorado. La corona y la peana son de yeso y madera con serigrafías de oro, y también están siendo restaurados.

 

[Foto de Jorge Franganillo]

Lee más de esta noticia en LaVanguardia.com

Esta Semana Santa, la Sagrada Familia es Pasión

Los días 10, 11 y 12 de abril, la fachada de Pasión del Templo Expiatorio de Gaudí se iluminará para recordar las últimas horas de Jesucristo. Los visitantes podrán seguir las estaciones del viacrucis a través de los doce grupos escultóricos proyectados por el arquitecto y tallados por el escultor Josep Maria Subirachs. Las representaciones se realizarán a las 20:30h, a las 21h y a las 21:30h.

 

Con esta actividad, gratuita y abierta a todo el público, la Sagrada Familia quiere facilitar a los visitantes contemplar la fachada de la Pasión y, con ella, comprender el misterio de la Cruz. Una locución musicada acompañará la iluminación con leds del edificio y narrará las doce escenas de la pasión y la crucifixión de Cristo en el Gólgota.

 

Más actividades

 

La iluminación de la fachada de la Pasión no es la única actividad que está celebrando el Templo Expiatorio esta Semana Santa. Además de las celebraciones litúrgicas, la Sagrada Familia ha organizado diversas actividades para vivir con mayor profundidad estas fechas.

 

El pasado 1 de abril, por ejemplo, la Basílica acogió al coro de la Capella Davídica de la Catedral de Menorca, que realizó un concierto acompañado de la Orquestra de Cambra Illa de Menorca (OCIM). Los cantores y músicos interpretaron, a las órdenes del director Salvador Brotons, las piezas Les Sept Paroles du Christ de Théodore Dubois y Gallia de Charles Gounod.

 

En ocasión del Domingo de Ramos, la Sagrada Familia también organizó un taller de palmas y palmones para familias. La idea era que los más pequeños pudieran conocer el significado de la Semana Santa y el vínculo de estas fechas con la Basílica. Para ello, se realizó un taller en el que los niños y niñas pudieron elaborar su propia palma. Además, las familias pudieron disfrutar de una visita guiada al Templo, que se centró en la vida y pasión de Jesucristo.

 

Más información en la web de la Sagrada Familia