La muerte de Gaudí marcó un punto de inflexión en el hogar de los Sugranyes. Sin Gaudí, proseguir las obras de construcción parecía una cima inalcanzable. El Periódico entrevista a Xita Sugranyes, que tal vez sea la única testigo viva de aquel 7 de junio en que un tranvía atropelló al arquitecto.(Fuente: elperíodico.com)

Leer noticia completa…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.